El Olimpo: Batalla entre dioses y gigantes

El Olimpo: Batalla entre dioses y gigantes

domingo, 5 de junio de 2016

Los semidioses

  En la mitología griega la vida entre los humanos y los dioses estaba completamente interrelacionada, llegando incluso a existir relaciones carnales entre unos y otros, dando lugar en algunos casos a descendencia. Esa descendencia compartía una naturaleza mitad divina y mitad humana.
En la mayoría de las relaciones entre divinidades y mortales, era el dios el que cortejaba a la mortal hasta seducirla. Rara vez se dio el caso de una diosa con un mortal. Uno de los pocos casos conocidos es la relación consentida entre Afrodita y Anquises tras la cual engendraron a Eneas (progenitor del pueblo romano), este hecho es contado por Homero en el Himno a Afrodita. Estos encuentros dieron como fruto unos descendientes épicos que realizaron hazañas memorables. Dichas relaciones no siempre fueron consentidas y de mutuo acuerdo, los dioses manipulaban la situación, engañando a las mortales e incluso forzándolas a llevar a cabo actos indeseados. Incluso las relaciones consentidas entre divinidades y mortales, insólitamente tuvieron un final feliz.
El semidiós es el fruto de la relación lujuriosa de una divinidad y un ser humano, que lleva a cabo acciones heroicas y hazañas victoriosas de diversa índole, siempre con la finalidad de conseguir un objetivo. Son mortales con unas cualidades excepcionales que hacen que se diferencien del resto de su especie; tienen una fuerza sobrehumana; son vencedores de una serie de pruebas; existe algún enemigo que quiere deshacerse de ellos; tienen armas características; cometen algún asesinato fortuito; tienen una inteligencia superior; no tienen miedo a la muerte y tienen un final sobrenatural.

  Entre los semidioses más famosos de la mitología clásica habría que destacar a Perseo, Eneas, Heracles y Aquiles. Son los descendientes de dioses que llevaron a cabo más episodios heroicos dentro del mundo mítico griego.
  • Perseo era hijo de Zeus y Dánae, y entre sus hazañas más famosas están: la muerte de la medusa Gorgona, la venganza de Polidectes y el rescate de Andrómeda.
  • Eneas era hijo de Afrodita y Anquises, escapó de Troya tras la invasión por los aqueos y fue el progenitor del pueblo romano.
  • Heracles era hijo de Zeus y Alcmena, y bisnieto de Perseo. Realizó los famosos 12 trabajos de Heracles como penitencia por el asesinato de su mujer y sus hijos tras un ataque de locura.
  • Aquiles era hijo de Peleo y Tetis. Era invulnerable en todo su cuerpo excepto en el talón. Fue uno de los heroes de la Guerra de Troya, considerado el más veloz de los hombres y el héroe más bello de los reunidos en Troya.

Estos valerosos héroes eran mortales aunque tenían prioridad sobre los hombres e incluso poderes extraordinarios, excepto Heracles, que tras su muerte pasó a un nivel de privilegios superior, pues fue incluido como un dios en el Olimpo. Cuando morían se les concedían una serie de honores y pasaban a un estatus superior como figuras religiosas, convirtiéndose en mediadores entre los dioses y los mortales. Equivalían a los santos en la religión católica, a los cuales se les reza para que intercedan por los hombres ante Dios.
Para cualquier mortal era una fuente de orgullo ser capaz de seguir su ascendencia hasta un héroe
mitológico o un dios.


La Odisea